Mérida, Yucatán.- Un auténtico milagro evito que una mujer y su hijo de 3 años de edad perdieran la vida en un accidente en la vía Komchén-Kikteil.

La señora Luz Angélica González salió de su domicilio ubicado en la zona residencial La Rejoyada, a bordo de su camioneta Koleos, matrículas 200-YWN del Distrito Federal, acompañada de su hijo de tres años, pero al incorporarse a la carretera Komchén-Kikteil no respetó el alto y terminó siendo impactada por un autobús de la línea Autoprogreso, con placas 061-HU-5, conducido por Luis Chan, quien a pesar de pisar el freno, no pudo evitar el percance.

En el accidente, madre e hijo, y cinco pasajeros del autobús, resultaron lastimados, pero fueron valorados por paramédicos de la policía yucateca.

(Jorge Sosa)