Home » Opinión » QRoo: El horario y los beneficios olvidados
horario

QRoo: El horario y los beneficios olvidados

Curiosamente, los votantes no se sientenresponsables de los fracasos del gobierno que han votado

Alberto Moravia

Julian Santiesteban

El cambio de huso horario en Quintana Roo cumplió el primero de febrero pasado un año de haber entrado en vigor, entre el silencio total y la falsedad discursiva que señalaba que con dicha modificación se lograría la conectividad aérea con todo el Este de Estados Unidos y los beneficios serían mayúsculos para la industria turística nacional, pues esa homologación dura apenas un tercio del año, y este 13 de marzo, 19 estados norteamericanos cambiarán a su horario de verano, generando el desfase con el sureste mexicano, sin resultados positivos tangibles.

La Cámara de Diputados, a iniciativa de los entonces diputados federales quintanarroenses, aprobó, el 04 de diciembre de 2014, el cambio de huso horario para la entidad, mismo que entró en vigor el primero de febrero de 2015, ante una ola de protestas sociales por la afectación, principalmente, a decenas de miles de estudiantes de todos los niveles, que vieron alterado sus hábitos, por el deseo de empresarios turísticos que aseguraban que los beneficios que se lograrían serían muchos y que, al final, las personas terminarían por adaptarse a dicha modificación; pero hasta ahora, ni dicha adaptación ha ocurrido ni la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), termina por definir los horarios de los estudiantes en toda la entidad.

En 2015, la homologación duró tan sólo 40 días, y para este 2016 el periodo en el que el horario quintanarroense fue similar al este estadunidense será de 132 días, pues el 13 de marzo el país del norte hará el cambio respectivo, así que en los años que tenga de vigencia la medida, esa será, días más o menos, la duración de los periodos homologados, quedando dos tercios del año desfasados, como tradicionalmente ocurría ¿entonces cuáles beneficios?

De los 233 días en que los horarios del Este de Estados Unidos y Quintana Roo permanecen desfasados es evidente que no se espera beneficio alguno, pero ¿por qué los empresarios nada han dicho del periodo entre el primero de noviembre de 2015 y el 13 de marzo próximo? ¿por qué nada han dicho de los resultados obtenidos del primero de febrero de 2015, al mismo día pero de 2016? ¿por qué no han hecho pronunciamiento alguno por una medida que tanto defendieron, aun cuando la ciudadanía protestó para que no se aprobara por parte de los legisladores federales? Porque nunca se presentaron los estudios que avalaran su dicho y a un año de entrada en vigor la medida, es evidente que tampoco existe evidencia alguna de que representaran algún beneficio para la población.

Por cierto, el horario de verano que entre en vigor el 13 de marzo próximo en el este de Estados Unidos, concluirá el 06 de noviembre de 2016, y durante todo ese tiempo, mientras los estudiantes quintanarroenses, particularmente los de nivel básico, luchan por mantenerse despiertos en las aulas de clase, no existirá como contraparte absolutamente ningún beneficio de los que los empresarios turísticos, legisladores federales y autoridades estatales y municipales aseguraron que habría. Seguramente ya sabe la razón; efectivamente, porque simplemente no habrá horarios homologados durante esos 233 días del presente año.

Y EN LO POLÍTICO…

A propósito de promesas, el proceso  electoral en Quintana Roo ha iniciado y en abril próximo comenzarán formalmente las campañas para la renovación de la gubernatura, las once presidencias municipales y 25 diputaciones locales. Las etapas avanzan, y para finales de la semana que inicia estarán ya definidos los “bandos” que lucharán por el poder en la entidad.

El Partido Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD) postularán a Carlos Joaquín González; el Partido del Trabajo (PT), a Alejandro Alvarado Muro; el Partido Encuentro Social (PES) a Hernán Cordero Galindo; Morena postulará a José Luis Pech Várguez; faltará ver si algún aspirante independiente logra la nominación; y la coalición del Partido Revolucionario Institucional (PRI)  el Verde Ecologista (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), tendrán su candidato antes de concluir esta misma semana.

Luego de dicha definición, deberá haber designaciones para las presidencias municipales y diputaciones, y habrá además necesarios ajustes al gabinete estatal; quedan seis meses de trabajo a la actual administración estatal, y con ello comienza la recapitulación de lo logrado.

Cinco aspirantes a la gubernatura, de los que las dos coaliciones son las que tienen posibilidades reales de triunfo; por el tricolor los finalistas parecen ser el aun diputado federal, José Luis Toledo Medina, quien es el favorito a obtener el banderín; y el secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loría; la semana promete ser intensa en lo político, ojalá se logren armonizar los intereses en juego, porque los “caldeados” apuntan a mayores rupturas al interior de los partidos, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra, nos leemos en la próxima.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More 80 posts in Opinión
Recommended for you
tribunal qr
A tiro de piedra: La (in)justicia electoral

Por Julián Santiesteban (más…)