Mérida, Yucatán.- El inicio de la Cuaresma, camino hacia la Pascua, el Arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, pidió tomar en cuenta “la gran situación” que viven numerosos mexicanos en Estados Unidos.

“Están amenazados muchos migrantes para ser deportados a México; y algunos ya fueron desterrados, algunos ya han regresado a México y aquí mismo a Yucatán”, dijo durante su homilía por el Miércoles de Ceniza.

“Pidamos a Dios que ayude a nuestras autoridades para que puedan recibir a estos hermanos nuestros; para que sostenga a la Iglesia con sus obras sociales; para que nos motive como vecinos a que todos les demos la mano, y también para que las familias se mantengan unidas”, expresó.

En misa en la Catedral, en donde feligreses recibieron el signo de la cruz, el prelado aludió al mensaje de la semana pasada del Papa Francisco a los participantes del VI Foro Internacional sobre Migración y Paz, celebrado del 21 de febrero de 2017 en El Vaticano.

Refirió que el Papa citó cuatro actitudes que hay que tomar para con los migrantes, y en este caso, para quienes son deportados.

“Acoger; esto es recibir y recibir bien. Proteger; dar la ayuda necesaria. Promover; dar las posibilidades para una autoayuda. Integrar; para que sean plenamente parte de nuestra sociedad nuevamente”, enlistó.

También tuvo palabras para las “muchas madres” que en la actualidad que esperan un hijo y están considerando la posibilidad de abortarlo.

“Y ante esto decimos: Señor, esto no debe ser. Ofrezco mi ayuno, mi limosna y mi oración para que les des la gracia y la fortaleza a estas mujeres, de traer con valentía y con amor a sus hijos al mundo, y si algo puedo hacer aquí estoy Señor, llámame”.

Monseñor Rodríguez Vega llamó a dar a la Cuaresma también esta intencionalidad, en lo que  la Iglesia en Yucatán y de otras iglesias diocesanas asumen como caminar “40 Días por la Vida”.

“Así pues, la Cuaresma y nuestro arrepentimiento deben tener también esta dimensión, no solo lo individual sino también lo eclesial y lo social. Debemos abrirnos a pensar en otros, abrirnos a pensar en los más necesitados, abrir las puertas del corazón para que entren todos los que desean entrar”.

arzobispo2(LectorMx)