Ciudad de México.- El estado de Quintana Roo se encuentra entre las 13 entidades federativas que van por arriba de la media nacional en ejecuciones durante el primer semestre del presente año.
Así lo registra el Semáforo Delictivo, un proyecto social ciudadano para la paz en México.

Según su medición, la luz roja está encendida en: Guanajuato, Nayarit, Veracruz, Baja California Sur, Colima, Michoacán, Quintana Roo, Coahuila, Zacatecas, Tamaulipas, Morelos, Guerrero y Sinaloa.

Se identifica entre las principales causas de la violencia al “colapso” de la autoridad, la “guerra” contra capos, las disputas entre organizaciones y la atomización de los grupos delictivos. 

“La principal causa de la violencia en México es la política de drogas prohibicionista y el mercado negro que genera”, plantea el reporte.

Otros delitos al alza en ese lapso son la extorsión, un 26 por ciento, y el robo a negocio, un 40 por ciento.

Santiago Roel, director de Semáforo Delictivo, abundó que el número de homicidios a escala nacional incrementó su media histórica en al menos 23 entidades del país, y la cifra total de asesinatos llegó a 12 mil 155 en el primer semestre de 2017. 

La primera mitad del presente año superó en 2 mil 855 homicidios al registrado en el mismo lapso de 2016, cuando se contabilizaron nueve mil 300.

“De continuar así, cerraremos el año con más de 24 mil homicidios y más de 16 mil ejecuciones, y será el peor año de la historia reciente de México”, explicó.

Bajo ese escenario, la situación se agravaría incluso más que en 2011, cuando la “guerra contra el narcotráfico” –impulsada por el panista Felipe Calderón– estaba en plenitud.

Entre los estados que mantuvieron inamovibles sus cifras de homicidios en tres años: Tamaulipas (49), Coahuila (23), Durango (18), Querétaro (10), Estado de México (145) y Campeche (6).

(Agencias)