Por Ernesto Arévalo Galindo

En medio de las más severas crisis de inseguridad pública y desarrollo social, los candidatos de las coaliciones y una independiente por la presidencia municipal de Cozumel presentaron sus registros ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO), proliferando una serie de promesas para resolver las problemáticas, pero no explicando cómo serán afrontadas a fin de generar un verdadero cambio político.

Perla Tun Pech encabeza la coalición “Por Quintana Roo al Frente” (PAN-PRD-MC), en su intención de lograr la reelección; Pedro Joaquín Delbouis capitanea la coalición “Por Quintana Roo” (PRI-PVEM-PANAL), en su objetivo de rescatar el ejercicio público, y Juanita Alonso Marrufo comanda la coalición “Juntos Haremos Historia” (MORENA-PT-PES), en su propósito de escribir su propia historia de derecha, amparada por la izquierda.

De última hora, Salvador Rocha Vargas, quien hace unos meses aspiraba a la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Cozumel, anunció su incorporación a la contienda electoral por la “Silla de la Golondrina”, cobijado por el Partido Encuentro Social (PES); lo anterior, después de haber renunciado a la dirigencia del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), dando una “cátedra” sobre la definición de “chapulín” en materia política, en nuestro país.

Sin embargo, el presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del PES, Raúl Rosado Salazar, rechazó categóricamente la candidatura de Salvador Rocha, refrendando la posición de la institución partidista de incluir a personas integras cuya vida, vocación de servicio y trabajo común por el bien de la sociedad, sean palpable y comprobable. Para acabar pronto, no se participó en la designación del personaje.

La dirigencia estatal no informó a la municipal. Los medios de comunicación y las redes sociales fueron los mecanismos, mediante los cuales se enteró de la noticia. No habrá negociación, porque se trabajó por un proyecto que estaría encabezado por Adriana Teissier Zavala, otra “saltamontes” que renunció al PRI para buscar un “hueso” en el Partido Acción Nacional (PAN); al no obtenerlo, coqueteó con el PES y ahora es candidata a diputada federal por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

En cuanto a la candidata independiente, su nombre es Gloria Mex Alcocer. Sin palabras.

¡Aberración!

[email protected]

(Foto: archivo)