Ernesto Arévalo Galindo

¡Todo es más agobiante a diario! El razonamiento es la alternativa urgente para dimensionar los efectos negativos de un poder político nefasto, a nombre del pueblo, ejercido por la alcaldesa de Cozumel, Perla Tun Pech, quien encerrada en su Palacio Municipal y rodeada de sus asesores, ha ocasionado una severa crisis política en la sociedad, originando pensamientos de rechazo por su pobre educación, por su pobre vocación de servicio público y por su pobre voluntad.

¿De qué o de quién se ríe? Cuando aparece en un lugar o evento público, pareciera ser que se ríe de todo y de todos. ¡Pobre! ¿De qué o de quién se ríe? Pudiera ser una expresión defensiva de su propia incapacidad o de la ciudadanía, esta última envuelta en la memoria de corto plazo. ¡Pobre! ¿De qué o de quién se ríe? Quizá de sus “mentiras oficiales” o de sus ataques a las instituciones públicas y los organismos privados, omitiendo la seguridad ciudadana. ¡Pobre!

El próximo 14 de mayo, la “Patria Chica”, como bautizó la susodicha a Cozumel en su idilio político, será escenario del inicio de las campañas políticas por la presidencia municipal. Pedro Joaquín Delbouis y Juanita Alonso Marrufo serán los rivales más capaces de frenar la intención retorcida de Perla Tun, en el sentido de continuar gobernando un municipio de la geografía nacional aparentemente exitoso en su vocación turística, pero auténticamente fracasado en su vocación política.

No es una cuestión de partidos políticos, sino de llegar a votar por el buen político nacido o hecho con base a los aprendizajes, técnicas y destrezas; sin omitir, el perfil basado en la integridad, honestidad, competencia, capacidad de liderazgo y energía. A esto último, se le llaman cualidades traducidas en carácter y credibilidad.

El próximo 1 de julio, los cozumeleños tendrán la oportunidad de volver la hoja para reorientar el futuro inmediato. El razonamiento deberá ser aplicado a su máxima expresión en el voto a emitir, teniendo como puntos de partida la observación y el análisis de lo hecho por Perla Tun en sus malformaciones basadas en la “Identidad, Honestidad y Fuerza”, explicándose y afirmándose a sí mismos que darle continuidad será condenar a Cozumel.

Urge el gobernante activo y positivo.

¡Razonamiento!

[email protected]