Mérida, Yucatán.- El Estado se prepara para una semana de intenso calor, con días en los que pueden alcanzarse 41 grados, registro que para los meteorólogos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no récord, pero sí para al menos un especialista independiente, quien asegura que esta temperatura máxima romperá récord.

Aunque los expertos no coincidan en si nivel de temperatura máxima será récord, en lo que sí coinciden es en que la canícula llegó con mucha fuerza para este 2018, lo que ha generado fenómenos poco comunes, como el de este domingo, en la costa: una bruma marítima a una hora inusual. Es más, las condiciones pueden “empujar” a que se repita.

Y aunque los meteorólogos poco han dicho del polvo del Sahara -sólo lo mencionaron cuando empezó a llegar a principios de julio- también cuenta porque “seca” el ambiente e “inhibe” las lluvias.

No es broma: con un cabello humano mide el Meteorológico la humedad

Pero, vayamos por parte: el Ayuntamiento de Mérida, en su pronóstico diario, señala que este lunes el temperatura máxima puede llegar a los 41 grados Celsius; hasta la semana pasada, cuando la canícula entró y las lluvias abandonaron un poco la región, los registros eran de entre 39 y 40, aunque las senaciones térmicas eran hasta 10 grados mayores.

Por su parte, Meteorología Yucatán, una página especializada, señala que si el temperatura llega este lunes a 41 grados Celsius, en Mérida se rompería el récord de 40.4, para un mes de julio. La Conagua dice que tiene registros de temperaturas más altas.

Incluso, Meterología Yucatán pide tomar previsiones: evitar exponerse mucho tiempo al sol, hidratarse, entre otra acciones, porque la sensación térmica puede llegar a 50 grados.

En el caso de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), el pronóstico señala que la máxima esperada para este lunes es de entre 36 y 40 grados Celsius, con registros más altos en las regiones noreste y sur del Estado.

“El potencial de lluvias es bajo este día en la región, aunque no se descartan chubascos aislados, en las porciones oriente, sur y noreste de Yucatán”, señala un comunicado difundido vía redes sociales.

La ‘bruma’ o niebla en la costa puede repetirse

Debido al ambiente caluroso que está generando la canícula, este domingo ocurrió un inusual -aunque no raro- fenómeno en la costa yucateca: una bruma que duró hasta el mediodía.

La Conagua explica que este fenómeno es causado por el “choque” del aire cálido con la superficie “fría” del agua: el vapor de agua se condensa. Esto se entiende con un ejemplo común: cuando exhalamos nuestro aire caliente sobre un vidrio o superficie más fría.

Lo poco común es que ocurrió en la costa; bueno, lo que Conagua aclara es que se generó en el mar, pero los vientos “trajeron” la bruma a la costa. Como las condiciones de viente cálido y superficie fría se mantuvieron, el fenómeno se prolongó. Sin embargo, apenas la superficie del mar, por el calentamiento solar, cambió la bruma “se rompió”.

Según los expertos no hay nada raro: es exactamente el mismo fenómeno de la niebla en la ciudad, común también en estos días en Mérida; lo diferente es que el mar tarda más en calentarse a diferencia de la tierra; por eso, en suelo firme, apenas el Sol comienza a calentarlo, alrededor de las 8 o 9 de la mañana, la niebla desaparece.

La dependencia asegura que este fenómeno puede presentarse nuevamente porque la Canícula, que está generando condiciones muy calurosas, ha propiciado viento muy cálido.

El polvo de Sahara en Yucatán

Imagénes tomadas de una página especializada muestran cómo, desde este domingo, una “bocanada” del polvo del Sahara llegó a Yucatán; también puede verse cómo, detrás, viene otras “oleadas”.

Como hemos informado, este fenómeno, también común en el verano yucateco, “seca” el ambiente e inhibe la formación de lluvias. Sin embargo, este factor no ha sido considerado por ninguno de los especialistas, hasta ahora, como un factor que esté agravando el calor en la región.