Ciudad de México.- La propuesta de traslado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) al estado de Yucatán fue reprobada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de esa dependencia.

“Hemos sido, sin el menor respeto, desestimados como parte necesaria a considerar en un proyecto de esta envergadura”, reprochó el gremio, en una primera manifestación oficial sobre la reubicación de áreas federales hacia diversos estados del país.

“Expresamos nuestro más firme y categórico rechazo a la descentralización por los indudables grados de afectación que implican para nuestros compañeros trabajadores del país, ya que traducen un grave perjuicio para ellos y sus familias”, precisó.

Según publica el portal de Reforma, se hizo saber de la inconformidad al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en una carta firmada por el secretario general de la SNTSEMARNAT, Ignacio Ocampo Esquivel.

En el mensaje, la agrupación aludió a la falta de planeación por parte de expertos en la materia.

“Consideramos de la mayor relevancia que se nos aclare bajo qué condiciones se llevaría a cabo el traslado, dadas las muy variables circunstancias de los trabajadores”, apeló en la misiva.

“Es conveniente que se tome en cuenta que la mayor parte de los trabajadores cuentan en la actualidad con un crédito hipotecario, mismo que están amortizando de acuerdo a su nivel de percepciones actuales, situación que les impediría pagar otro, en el supuesto que se les concediera otro para pagar su nueva vivienda”.

El SNTSEMARNAT advirtió de complicaciones para los empleados, ya que hay muchos casos de familias en las que ambos cónyuges trabajan en dependencias del Gobierno, lo que supone que uno tendría que irse a una entidad y otro a otra.

“El proyecto, independientemente de sus no publicitados beneficios, entraña una problemática personal, familiar y social para los trabajadores de la dependencia”.

También anticipó afectaciones a la dignidad personal de los trabajadores.

“Se sentirían como objetos susceptibles de reubicación de un espacio físico a otro, trasladados arbitrariamente a un entorno social desconocido, sin haber respetado siquiera la consideración básica del respeto elemental a su libre decisión, de manera impuesta”.

Además, el Sindicato acotó que el traslado implicaría que el estado receptor cuente con la infraestructura habitacional, educativa, de salud, transporte, esparcimiento, entre otras, para hacer viable el proyecto de descentralización.

Download (PDF, 3.6MB)

(Con información de Reforma)