Mérida, Yucatán.- Campeche ya entró a la fría estadística de las muertes por influenza AH1N1: en el más reciente informe de la Dirección General de Epidemiología de Secretaría de Salud se confirma el deceso de una persona a causa del virus.

De igual forma, en Quintana Roo, ambos estados vecinos de Yucatán, la cifra de muertos aumentó de 3 a 5 en la última semana. En total la Península suma 30 muertos de los 40 que hay en todo el país.

Lo que aún no se sabe es por qué “revivió” la enfermedad en la región, no obstante queeste viernes el secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, Raúl Godoy Montañez, presumió que en Yucatán está a la vanguardia en materia de investigación del virus.

Reconoció, sin embargo, que aunque la Secretaría de Salud “ha interpretado muy bien” que los brotes de AH1N1 se dan en temporada de lluvias -esto desde hace 9 años-, apenas se realizan los estudios para saber cómo influye el clima en los brotes de la enfermedad.

Bajo este panorama, enlistamos aquí lo que se sabe del brote de influenza en la Península de Yucatán:

  • Hay 423 casos confirmados y 30 muertos en Yucatán, Quintana Roo y Campeche.
  • La región concentra casi 8 de cada 10 enfermos; 7 de cada 10 fallecidos vivía en alguno de los 3 estados. 1 de cada 2, en Yucatán.
  • En 10 estados se ha confirmado al menos una muerte.
  • Suman 6 las entidades que no tienen ningún caso confirmado y en 22 no hay decesos.
  • La semana epidemiológica con más casos confirmados es la 28, con 148. La más trágica, la 27, con 14 decesos.
  • En la temporada 2017-2018 (que, en teoría, ya terminó) el subtipo de virus que más circuló fue AH2N3; en la interestacional (la que atravesamos actualmente), el más presente es AH1N1.

Es importante destacar que si los porcentajes se centran sólo en enfermos y muertes por AH1N1 los porcentajes aumentan para la Península de Yucatán, porque de los 40 muertos, 36 son por este virus, 3 por B y 1 por A.

Lo que también se sabe es que el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidimiológica (Indre) no ha encontrado mutaciones en “virulencia o “patogenicidad” del AH1N1.

Recientemente, el presidente del Colegio de Médicos de Yucatán, Pedro Marín Campos, desmintió que los brotes de influenza ocurran en temporada de lluvias, en la región, tal como ha argumentado la Secretaría de Salud de Yucatán.

Pero Godoy Montañez no sólo confirmó lo dicho por la Secretaría, del brote interestacional, sino que aseguró que el trabajo de prevención y vacunación se basa en esta diferencia con el resto del país, lo que no resulta exacto porque la vacunación es la misma que se realiza en todo el país, es decir, de octubre a marzo.

Y explicó que se trabaja en la comprensión “más detallada y profunda” de la relación del medioambiente (principalmente cuestiones climáticas) en los brotes del virus, en comparación con el centro del país y Nuevo León, lo que permitirá establecer una “alerta temprana para una acción más anticipada”.

Download (PDF, 534KB)

Este trabajo se realiza en el Laboratorio de Virología de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), que forma parte del Centro de Investigación Regional (CIR) de Ciencias Biomédicas “Dr. Hideyo Noguchi”.

El funcionario estuvo en la 3a sesión extraordinaria del Comité Estatal de Salud para defender la estrategia del Gobierno del Estado en el brote de influenza que inició a principios de julio.

Aseguró que, además del trabajo de laboratorio de Salud, la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) colabora en el análisis del virus para la elaboración de las vacunas que se aplicarán en la próxima temporada. La información es enviada a la Organización Mundial de la Salud (OMS), por medio de un trabajo coordinado con Indre.

“Queremos dar la confianza de que los virus que circulan en Yucatán y sus mutantes están presentes en las vacunas que se aplicarán”, explicó.

Sin embargo, y a pesar de que presumió que desde la pandemia de 2009 en Yucatán se identificó de dónde venía el virus, hoy no lo tienen claro, según las declaraciones del secretario de Salud, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, en días pasados.

De acuerdo con el Gobierno, Yucatán trabaja de la mano con Indre para la conformación de nuevas vacunas. La foto es únicamente ilustrativa. (Foto: Carlos Reusser Monsálvez)