Mérida, Yucatán.- Tras la decisión del Gobierno federal de no decretar la solicitud de Alerta de Violencia de Género en Yucatán, activistas que la promovieron ya preparan una nueva solicitud, pero ahora “personalizada”: contra el Poder Judicial.

Se prevé que, detrás de la nueva solicitud, vengan por lo menos otra 2: contra el Poder Legislativo (Congreso del Estado)  y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), que han incumplido con las recomendaciones de la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra la Mujer (Conavim).

Este jueves 9 de agosto, en conferencia de prensa, la dependencia anunció, con base en la resolución del grupo de trabajo que conformaron con el Gobierno del Estado y las activistas que el año pasado, tras varios feminicidios, solicitaron la alerta, que no había elementos para decretarla.

La determinación de no declarar la alerta también se basó en que el Gobierno del Estado cumplió con la mayor parte de las recomendaciones para contrarrestar el maltrato a la mujer; y aunque las activistas, presentes en la rueda de prensa, anticiparon el sentido de la resolución también recordaron que quedaron algunos pendientes.

Sin embargo, de acuerdo con Adelaida Salas Salazar, quien recibió el documento de la resolución, y  quien también reconoció, en entrevista posterior, el avance que hubo en la administración de Rolando Zapata, comparada con la de Ivonne Ortega, la decisión se quedó corta, porque sólo atañe al Poder Ejecutivo (Gobierno del Estado).

“(El Poder) Judicial que es el que más violencia ejerce contra las mujeres: las acaba económica, emocional, psicológicamente y, por último hasta psiquiátricamente:  tiene que recibir tratamientos”, explicó la activista.

No dijo en cuánto tiempo solicitarán una nueva alerta, porque primero deben revisar la resolución que se les entregó este jueves, y analizar, con el gobernador electo, Mauricio Vila Dosal, qué se logró y qué hace falta.

En ese sentido, admitió en avance, pero insuficiente, porque en 8 años, en Yucatán, sólo se se avanzó en una de los tipos de violencia contra la mujer: feminicida. En las demás, no se trabaja en ningún sentido.

Están pendientes:

  • Educativa
  • Laboral
  • Comunitaria
  • Política
  • Ginecobstetra
  • Institucional

Reiteró que, aunque no se logró la alerta -que esta vez, por cuestiones legales, sólo se solicitó contra el Gobierno en general y sólo “atacaba” al Ejecutivo-, el trabajo hecho -principalmente de documentación de los casos de violencia- servirá de base para las nuevas solicitudes, específicamente contra el Poder Judicial del Yucatán.

Aseguró que la violencia contra las mujeres, en el caso del Poder Judicial, va en aumento; ellas conocen los casos de 35 a las que les inventaron un delito para quitarles a sus hijos, pues mientras están bajo proceso se los entregan al padre.

Una vez que el juez falla en el caso de la acusación contra la madre -generalmente a favor de la mujer, porque son delitos inventados- ya no quiere regresarle la custodia a las mamás.

“Tenemos 35 casos, pero no avanzan: una resolución te lleva 6 meses, 1 o 2 años, y mientras tanto debes tener un abogado, pero si no tienes para pagarle y te mandan a la defensoría legal… es lo peor que puede pasarte”, insistió.

Sobre el Poder Legilativo, recordó que sólo aprobó 2 de las iniciativas que se derivaron de la solicitud de alerta para Yucatán:

  • Despenalización del aborto
  • Ley de Acceso a una vida de Libre de Violencia

En contraparte, el Congreso no quiso tipificar la violación de niñas como delito grave, lo que le da a los agresores la posibilidad de salir libres, mientras dura su proceso. También quedó pendiente aprobar la Ley de los Matrimonios Igualitarios.

Documento de la No declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Yucatán 2018

 

Si quieres enterarte de todo el proceso que se siguió durante más de año y medio para esta resolución, puedes encontrar todos los documentos si das clic aquí.