Mérida, Yucatán.- Como un problema que ofende la dignidad de las personas y representa un problema de salud pública, el fecalismo al aire libre que prevalece en diversas zonas de la ciudad, sobre todo en colonias del sur y algunas comisarías, será erradicada por el actual Ayuntamiento de Mérida.

El director de Desarrollo Social de la comuna, José Luis Martínez Semerena, anunció lo anterior y mencionó que las acciones se iniciarán a partir de la instalación del Comité Ciudadano del Ramo 33 que captará los recursos federales necesarios para ello.

Indicó que no se tiene aún un diagnóstico preciso de cuántas familias y habitantes, así como viviendas se encuentran en esta situación y comentó que será ese equipo especial el que pueda informar con oportunidad de los hogares que se encuentran en rezago social.

De acuerdo con estudios realizados por expertos en desarrollo urbano, los puntos rojos sobre prevalencia de fecalismo al aire libre se ubican en la parte sur de Mérida, antes del anillo periférico, así como en sitios dispersos de comisarías de todas las latitudes de la metrópoli.

Martínez Semerena anticipó que se espera captar entre 250 y 300 millones de pesos de recursos federales para el fondo del Ramo 33, del cual, dijo, el 60 por ciento será destinado para acciones de vivienda como son pisos, techos y baños y, es en este último punto, añadió, en que se proyectará la construcción de sanitarios con biodigestores y fosas sépticas.

El funcionario subrayó que ese problema pone en riesgo a las propias personas y a los mantos freáticos, de ahí la el imperativo de atenderlo.

Confió que en dos semanas más estará lista la conformación del Comité Ciudadano del Ramo 33 en el que participarán los directores de desarrollo urbano, obras públicas y desarrollo social para iniciar de inmediato estas tareas de atención.

El Ramo 33 es un programa federal que permite también atender demandas de obras de alcantarillado, pavimentación de calles, agua potable, banquetas y otras obras, pero remarcó que se dará prioridad al tema de vivienda en particular el de la construcción de sanitarios con biodigestores o fosas sépticas con tratamiento ecológico de los desechos humanos.

No podemos aspirar a tener una ciudad de vanguardia y del futuro si no resolvemos este rezago ancestral en la capital, puntualizó en entrevista.

(Jesús Mejía)