Mérida, Yucatán.- En el estado más seguro de México no todos se sienten a salvo, no sólo porque en 1 de cada 4 hogares alguien ha sido víctima de algún delito, sino porque hay lugares en donde las personas se siente más vulnerables…

¿Cuál en encabeza la lista? El cajero automático, seguido de la calle; en tercer lugar, el mercado...

Si bien es cierto que Yucatán sale bien librado en la Encuesta Nacional de Inseguridad Pública, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hay “lunares”. Por ejemplo, y este es un componente básico de la seguridad: la confianza.

Los yucatecos mayores de 18 años de edad consideran que en el primer lugar de corrupción, en el terreno de la seguridad, están los jueces; el segundo lugar (y esto puede ser un tanto inexacto, porque la figura no existe) está el policía de tránsito; el tercero se lo lleva el policía estatal.

Puede interesarte: La historia del feminicidio que sacudió a Yucatán

Estos datos surgen apenas unos días después de que se celebró en Mérida la XIII Asamblea General Ordinaria de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia (AMIJ), durante la cual los juzgadores rechazaron tajantemente ser parte de la corrupción. Da clic aquí para leer la información sobre ese encuentro.

De alguna manera, esta mala percepción sobre estas figuras públicas “se comprueba” cuando se le cuestionad a la gente acerca de en quién confía más, porque en los últimos lugares aparecen precisamente policías de tránsito y jueces, ese ese orden.

Según el Inegi, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2018 es la octava entrega de la serie estadística generada por el Subsistema Nacional de Información de Gobierno, Seguridad Pública e Impartición de Justicia.

En el caso de Yucatán, la encuesta revela que 26.7 por ciento de los hogares tiene al menos a un integrante que ha sido víctima de un delito o más; esto quiere decir, en número cerrados que 1 de 4 hogares ha tenido “contacto” con la inseguridad.

Los delitos más frecuentes, según la medición del Inegi, son:

  • Fraude
  • Extorsión
  • Amenaza verbal

Entre 2016 y 2017, la cifra de delitos por cada 100,000 habitantes aumentó en Yucatán al pasar de 19,968 a 20,999, es decir, un aumento del 5.1 por ciento entre un año y otro.

Como en todo el país, y en cada estado, existe una “cifra negra” de delitos, es decir, aquellos que se cometen pero no se denuncian; en esto, aunque Yucatán sea el estado más seguro, hay un lado “oscuro”: solo poco más de 10 de cada delitos se denuncia.

Este es, en una revisión rápida el panorama de la seguridad en Yucatán, según el Inegi. Aquí te dejamos el informe completo para que puedas echarle un ojo más detallado a todos los indicadores.