Mérida, Yucatán.- Luego de aplicar una “limpia” en el Centro Estatal de Prevención del Delito (Cepredey), Víctor Chan Martín, dejó el cargo de director general.

El también presidente de la Asociación Hogares Maná y representante de la Red para la Familia dejó de acudir a sus oficinas y este jueves se convirtió en el primer funcionario en recibir baja de la actual administración estatal.

Chan Martín, contactado vía celular, rechazó hacer comentarios sobre los motivos de su separación del puesto, pero no negó que ya sido cesado o renunciado.

Durante su desempeño de 81 días se le atribuyó el “desmantelamiento” de las redes comunitarias y de convivencia con jóvenes del sur de Mérida, creadas para prevenir y reducir los índices de pandillerismo y delincuencia.

Algunas fuentes estimaron en más de 200 personas las despedidas, entre promotores, instructores y otros.

También se le cuestiona la participación, organizada por Cepredey, de pastores religiosos para impartir charlas en escuelas públicas.

Foto: @Cepredey

(LectorMx)