Ciudad de México.- Entre los 20 muertos y 26 heridos, con cifras preliminares, por la masacre en un centro comercial de El Paso, Texas, se encuentran al menos seis mexicanos, tres de ellos fallecidos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, informaron de las víctimas originarias de estados fronterizos de México.

“Un tiroteo en el que han perdido la vida alrededor de 20 personas, se me informa que hay tres mexicanos que perdieron la vida”, reveló el mandatario en un video.

“Mis condolencias a familiares y amigos de las víctimas, y nuestro apoyo y solidaridad al gobierno estadounidense”, dijo en su mensaje.

De acuerdo con Ebrard, entre los lesionados están: Mario de Alba Montes, de 45 años de edad, de Chihuahua, con balazo en la espalda; Olivia Mariscal Rodríguez, 44 años, de Chihuahua, herida en el pecho y la mano, así como Erika de Alba Mariscal, de 10 años, herida en la pierna.

Los tres, integrantes de una familia, se encuentran en el hospital UMC de El Paso.

El canciller mexicano también difundió que dos hombres y una mujer, de Torreón, Coahuila, y de Ciudad Juárez, Chihuahua, reciben atención médica en East Side.

Autoridades de Texas reportan saldo de 20 muertos y 26 lesionados en el tiroteo, con un detenido (identificado como Patrick Crusius), sospecho de haber activado un arma de asalto.

Según la policía de Texas se trataría de un crimen de “intolerancia”, al parecer por motivos raciales.

La mayoría de las víctimas, de acuerdo con datos extraoficiales, se encontraban en una tienda Walmart cerca de “Cielo Vista Mall”, aproximadamente a unos 4.5 kilómetros de la frontera con México.

(Agencias)