Mérida, Yucatán.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recibe al año de 70 a 80 solicitudes de proyectos de intervención, remodelación y reconstrucción de inmuebles del centro histórico de Mérida, una tendencia que aumentó en ciento por ciento en el último lustro.

El delegado del INAH en Yucatán, Eduardo López Calzada, destacó el creciente interés por rescatar edificios por parte de los particulares, lo que representa mayor monto de inversiones y plusvalía, toda vez que hace cinco años se recibían entre 30 y 40 peticiones y ahora suman el doble

El INAH tiene registrado en su catálogo del centro histórico cerca de cuatro mil edificios de importancia cultural, por lo que ya se encuentra por encima de la media nacional, reflejo de las garantías que se ofrecen para la inversión, señaló en entrevista.

Reconoció que ante el crecimiento en el flujo de turistas nacionales y extranjeros ha surgido una mayor cantidad de giros de servicios, incluidos los de alojamiento u hospedaje, de ahí el incremento de solicitudes de intervención.

También aceptó que hay alza en la adecuación y remodelación de espacios para insertarse en Airbnb, una plataforma de software dedicada a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos.

Sin embargo, admitió que aún falta mucho trabajo en el centro histórico de Mérida para alcanzar un estatus de Patrimonio Cultural de la Humanidad para la Unesco, como son los casos de la Ciudad de México, Querétaro, Guanajuato y Morelia.

“Depende de un esfuerzo mayúsculo. Los registros para declarar una zona de patrimonio mundial ya tienen otra escala, son más rigurosos, esta suerte de reconocimiento internacional no se entrega porque sí”, puntualizó el funcionario.

(Jesús Mejía)