Cancún, Quintana Roo.- El joven desaparecido desde el pasado 26 de octubre emergió en las redes sociales y en un video “confiesa” trabajar para el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Me llamo Maximiliano González Rojas…, estoy en esto por vender drogas”, dice el joven de 18 años de edad al abrir imagen en la que se aprecia a seis hombres encapuchados con armas de grueso calibre.

Según la versión, dos sujetos lo “levantaron” en el estacionamiento del antro “Distrito Cavana”, en Supermanzana 15 con avenida Tulum, frente a Plaza Las Américas.

Tras ser interceptado en el taxi donde se transportaba camino a su casa junto con un amigo, fueron transbordados a otro vehículo para llevarlos con rumbo desconocido.

“Me distribuye el señor Carlos L., que es mi patrón”, expresa Maximiliano, hincado, atado de manos en la espalda y vestido con playera blanca.

“Lo veo cada dos semanas en la carretera Cancún-Playa (del Carmen)”, en el momento en que aporta características del automóvil de su presunto jefe.

También menciona que se metió al negocio de la droga hace seis meses y que de ello tiene conocimiento su padre.

El papá del joven secuestrado entregó una petición al presidente Andrés Manuel López Obrador, el sábado pasado, para que se investigue el paradero de su hijo.

(LectorMx)

Más tarde, la FGE de Quintana Roo emitió comunicado sobre el tema.

Benito Juárez.- La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informa que en redes sociales se detectó la existencia de un video relacionado con una persona del sexo masculino quien es amagada por varios sujetos que aparentemente portan armas de fuego y en el cual se relatan los supuestos motivos por los que se encuentra privada de la libertad.

Dicho material video gráfico será incorporado a la carpeta de investigación en la que se indaga la desaparición de un joven que aconteció el día 27 de octubre en un bar ubicado en la Supermanzana 15A del municipio de Benito Juárez.

La evidencia será analizada por personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la FGE y así mismo se dará intervención a la Policía Ministerial para dar seguimiento a las indagatorias.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo agotará todas las líneas de investigación y utilizará todos los recursos científicos, jurídicos y humanos para lograr el total esclarecimiento del caso.