Mérida, Yucatán.- Basta decir que 1 de cada 3 huracanes que se han formado desde 1980 en el Atlántico -y que han puesto en alerta a la Península de Yucatán- nacieron en este mes para temerle un poco más al que inicia hoy: septiembre.

Y podemos meterle algo más de suspenso con otro dato duro: en el mismo periodo de tiempo, de los 62 ciclones devastadores que han cruzado el océano que baña la Península de Yucatán, seis han “tocado” algún Estado de la región… y cuatro se han formado en septiembre.

Así que, aunque con este mes inicia el tercer y último tercio de un año que está para olvidar, todavía falta un tramo por recorrer y en estos 4 meses aún restan 2 de la Temporada de Huracanes 2020; por tanto, no podemos descartar algún “susto”, pues las estadísticas no mienten: si sumamos al noveno mes los ciclones que han formado en octubre y noviembre, la proporción aumenta a 1 de cada 2.

Además, la de 2020 es una temporada de ciclones muy activa, pues desde que inició, el 1 de junio, ya van 11 fenómenos y, como ya comentamos, aún falta el “grueso” de periodo más intenso de formación.

Algo más: septiembre es históricamente el mes más lluvioso en Yucatán, que ya de por sí ha sido el tercer estado del país más castigado por las precipitaciones en el periodo enero-agosto y se perfila como uno de los que más agua de lluvia ha registrado en los últimos 30 años.

Pero vayamos por partes, una revisión de la información histórica que recolectan el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el Centro Nacional de Huracanes de Miami revela que, desde 1980, se han formado en la cuenca del océano Atlántico 526 ciclones, desde depresiones tropicales hasta superhuracanes.

Del total de fenómenos, 172 se formaron en alguno de los días del mes de septiembre; esta cifra equivale al 32.6 por ciento, o sea, prácticamente 1 de cada 3. Aunque agosto no queda muy atrás, pues suma 138, la diferencia es aún considerable.

Como también puede verse, la suma de todos los ciclones que se han formado en el octavo y novenos mes arroja una cifra impactante, por decir lo menos: 310, es decir, 58.9 por ciento, prácticamente 6 de cada 10.

Este dato coincide con el que en años anteriores la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de la que dependen del SMN, ya había revelado; sin embargo, la cifra de la dependencia se refiere al periodo que va del 15 de agosto al 30 de septiembre, lapso que considera como el más activo en la temporada de ciclones.

Conagua asegura que hay tres razones que explican por qué en estas fechas la actividad ciclónica aumenta en el océanos Atlántico, mar Caribe y Golfo de México:

  • Temperaturas cálidas en la superficie del mar, es decir, de hasta 30 grados Celsius o más.
  • Vientos débiles en altura.
  • Aparición de sistemas de baja presión u ondas tropicales con mayor regularidad

Septiembre también es histórico para la temporada de huracanes por otro dato estadístico significativo porque se trata de los nombres con los que se “bautiza” a los ciclones desde que toman fuera de tormenta tropical.

Como se sabe, la costumbre de nombrarlos data del siglo pasado (1953), y la intención es diferenciarlos porque con mucha frecuencia varios “interactúan” en una misma zona del mundo, en este caso de los países que baña el océano Atlántico.

En algunos casos, el poder devastador de estos fenómenos, que causa daños materiales y, sobre todo, pérdida de vidas humanas, es tal que la Organización Meteorológica Mundial retira cada año los nombres de aquellos cuya eventual repetición (la lista se recicla cada seis años) se consideraba “insensible”.

De 1980 a la fecha, 61 nombres de ciclones que han surcado el Atlántico, mar Caribe o Golfo de México se han borrado de la lista “sexenal”, y en este rubro septiembre también “gana” aunque no por mucho…

En lo que concierne -y puede preocupar- a los yucatecos, el dato impactante es que 6 de esos fenómenos devastadores han arrasado con algún estado o zona de la Península de Yucatán… y la mayoría, 4 para ser exactos, se han formado en septiembre…

A este “currículum” meteorológico de septiembre, hay que añadirle una característica que no cae muy bien en un año que ha roto récords en precipitaciones en Yucatán, debido precisamente a un ciclón, “Cristóbal”, y que causaron fuertes pérdidas a la agricultura, ganadería, apicultura y a la economía de muchas familias que se quedaron sin patrimonio: es el mes históricamente más lluvioso.

Sin bien, junio desbancó al “noveno pasajero” en este catastrófico 2020 y es ahora el que ocupa el primer lugar del siglo 21 como el más lluvioso en Yucatán, septiembre conserva, en el promedio desde 1985, la primera posición.

Y, ya para finalizar, te dejamos dos datos que no pretenden ser de mal augurio, pero (siempre hay un “pero”)…

  • La lista 2020 de nombres de huracanes para el Atlántico es la misma que la de 2002, año del devastador huracán “Isidore”.
  • El 10 de septiembre es -según la Conagua- el día en el que más se han formado ciclones en esta región del mundo.