Por Adela Mac Swiney González

Madrid, España.- “Marinus: Pintor de Reymerswale”, primera exposición monográfica dedicada a Marinus van Reymerswale, artista neerlandés que trabajó durante la primera mitad del siglo XVI, abrió sus puertas en el emblemático Museo Nacional del Prado.

La exposición, comisariada por Christine Seidel, Conservadora de pintura hasta 1800 en la Staatsgalerie Stuttgart y becaria de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson en el Prado en 2018, reúne diez pinturas de este enigmático artista.

De las obras, tres de ellas son inéditas en España y proceden del Louvre, el Hermitage y del Museo de Bellas Artes de Gante complementándose con libros, grabados y monedas para contextualizar las imágenes del pintor y revelar su práctica de trabajo.

Del Museo del Prado se exhiben cinco obras que han sido restauradas en el taller de restauración de la pinacoteca para la exposición a partir de 2018 y ahora se presentan juntas por primera vez al público.

Aunque muchos de sus cuadros son muy populares actualmente a través de manuales y textos financieros ya que el historiador económico flamenco Raymond de Roover (1904-1972) fue uno de los primeros en asociar a los cambistas con la profesión de banquero en el siglo XVI y en ilustrarlo en sus libros, la vida y la obra de este artista han sido poco estudiadas en las últimas décadas.

Christine Seidel, comisaria de la exposición, afirmó que “después de la restauración, los cuadros vuelven a brillar con un nuevo esplendor. Las nuevas investigaciones técnicas, realizadas por el Museo Nacional del Prado, han aportado importantes datos para conocer las condiciones y los métodos de producción de sus pinturas en el emergente mercado de arte de Amberes y en el contexto de la cultura material de su tiempo”.

Dos de las obras que se presentan son especialmente relevantes ya que nunca antes se habían expuesto en España, se trata de dos versiones de Recaudadores de impuestos procedentes del Hermitage y del Museo del Louvre, respectivamente, y representan el segundo tema popular en la obra de Marinus, que trata del mundo de las finanzas.

Marinus van Reymerswale (c. 1489 – c. 1546/1556) centró su producción en la repetición de un número reducido de escenas: recaudadores de impuestos, los llamados “cambistas”, varias versiones de san Jerónimo en su estudio, algunas escenas del Nuevo Testamento y una Virgen con el Niño.

En ocasiones estas composiciones pudieron inspirarse en modelos de otros artistas como Quentin Massys o Alberto Durero, pero Marinus las transformó y creó sus propios diseños de gran originalidad.

Las encuadernaciones de los muchos libros o las monedas que aparecen en sus obras muestran la genialidad técnica de Marinus a la hora de reproducir los elementos materiales, llenando sus interiores con objetos que realmente existían en su entorno.

En sus obras se pueden identificar monedas de oro y plata de diferentes partes de Europa en circulación en ese momento como el Vlieger de Carlos V o los excelentes de los Reyes Católicos, presentes en la exposición, y libros con encuadernaciones de biblioteca, en las pinturas de San Jerónimo, así como llamadas de archivo, en las de contadores en sus oficinas.

Los cuadros de Marinus juegan con los elementos que el mundo financiero de la época utilizaba para presentarse y distinguirse de otros estratos de la burguesía.

Las primeras pinturas de este artista sobre las que se tiene información documental estaban entre otros en posesión de los administradores financieros, como escribió Karel van Mander, el primer historiador de arte holandés en 1604. Una obra de Marinus colgaba en la oficina de Melchior Wintgis en Middelburg, maestro de la moneda de Zelanda y coleccionista de arte.

Otras se encuentran en colecciones internacionales de arte ducales y reales ya en el siglo XVII.

A finales de los siglos XVI y XVII, muchos motivos artísticos que Marinus utilizó en sus cuadros se alejan de las profesiones financieras y se asocian más a una lectura negativa.

En el siglo XX, los cuadros de Marinus se utilizaron a menudo para ilustrar obras sobre historia económica de Europa o sobre la historia de las monedas.

(LectorMx)