Mérida, Yucatán.- Ante la reciente demolición de la antigua estación de ferrocarril del municipio de Maxcanú, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) en Yucatán solicitó al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) disponga las acciones necesarias para la salvaguarda de dicho patrimonio.

En un oficio dirigido a la subdirectora General del Patrimonio Artístico Inmueble del INBA, Dolores Martínez Orralde, el coordinador del organismo en el estado, Pablo Antonio Chico Ponce de León calificó como “lamentable” que la estación que operó a mediados del siglo pasado haya sido demolida.

El organismo expuso la necesidad de preservar “la significativa estación de ferrocarril” ante la presunta autorización otorgada por el INBA al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para desbaratarla como parte de los trabajos de construcción del Tramo 3 del Tren Maya que va de Calkiní a Izamal.

“Consideramos que la destrucción de una modesta, pero significativa estación de ferrocarril, como fue la de Maxcanú, recién demolida durante los trabajos del Tren Maya (dicen que se cayó), constituye una pérdida lamentable”, indicó sobre los hechos ocurridos el pasado 13 de agosto.

“Le pedimos atentamente que, correspondiendo al INBA la protección del patrimonio cultural del siglo XX, dispongan las medidas necesarias para la preservación de dicho patrimonio”.

Para ello, pidió se pongan en marcha las acciones de registro, declaratoria patrimonial, salvaguarda preventiva (como acción inmediata) y convocatoria social e interinstitucional para la preservación integral de este patrimonio.

Reconocidos promotores del patrimonio cultural yucateco como Luis Ojeda Godoy, Lucía Tello, Gladys Díaz Negrón y Aurelio Sánchez, expresaron mediante dicha carta su preocupación por el destino del inmueble heredado de las actividades ferrocarrileras del siglo pasado y que tuvo sus inicios en el XIX.

“Todas esas manifestaciones expresivas, funcionales y constructivas son valiosas y deben preservarse y adecuarse o bien, conservarse de manera armónica, integradas a las nuevas etapas de edificación que, en su caso, que corresponda hacer a las nuevas generaciones”, asientan en el texto.

(Fotos archivo Diario del Sureste)

(LectorMx)