Chetumal, Quintana Roo.- Como medida urgente para tratar de revertir un incremento en los riesgos de contagios de coronavirus, autoridades de Quintana Roo dispusieron la obligatoriedad del uso de cubrebocas.

El gobernador Carlos Joaquín González anunció que ha enviado un Decreto con ese propósito para prevenir que suba la curva de infecciones por Covid-19.

El cubrebocas deberá portarse fuera y dentro de casa, según informó el mandatario.

“Si los contagios suben se corre el riesgo de perder lo que se ha avanzado en la recuperación. No podemos perder el paso”, planteó durante un programa del sistema estatal de comunicación social.

En ese espacio, Joaquín González sostuvo una plática con el doctor Carlos Castillo Salgado, profesor de epidemiología y director del Observatorio de Salud Pública Global de John Hopkins Bloomberg School of Public Health, Escuela de Estudios Superiores de Postgrado, en Baltimore, Estados Unidos.

El experto explicó la importancia del uso del cubrebocas ante la emergencia para la contención del Covid-19, los beneficios y su relevancia en evitar la propagación de los contagios, con base en estudios realizados en la institución donde se desempeña.

Argumentó que el uso del cubrebocas representa una protección de hasta el 60 por ciento para evitar el contagio por coronavirus, por lo que es una herramienta de protección que tiene la gente.

“No usarlas puede provocar altos contagios”, advirtió.

Para mitigar los riegos de contagios en esta temporada decembrina, el gobernador recomendó un máximo de 10 personas en las reuniones familiares, con la gente que viven en casa y de preferencia al aire libre.

“Hay teléfonos para denunciar que en determinadas reuniones no se están acatando las disposiciones. A partir de hoy habrá multas o sanciones que establecen en el decreto”, asentó.

Por ahora, se aplican las primeras 10 mil pruebas rápidas disponibles para todo el estado, en particular en colonias de Chetumal, Cancún y Playa del Carmen.

Hasta este martes, Quintana Roo acumuló 15 mil 082 positivos, mil 981 defunciones, 166 hospitalizados, 425 casos en estudio y 13 mil 408 negativos. Su semáforo epidemiológico se encuentra en color amarillo, muy próximo al naranja.

(LectorMx)