Ciudad de México.- Presuntas anomalías en la construcción del Tren Maya, en los tramos 3 y 4, fueron expuestas hoy al presidente Andrés Manuel López Obrador, en particular supuestos abusos de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

En la conferencia mañanera, uno de los asistentes ventiló quejas de “hombres-camión”, propietarios y choferes que brindan servicio para el acarreo de materiales.

Se habló de pagos ínfimos que entrega la CATEM a pequeños transportistas del municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo, en contraste con las tarifas que se cubren en Yucatán, en las obras a cargo de ICA en ambos casos.

Además, trabajos no efectuados o que son menos de lo reportado, incluso en la pasada visita (9 y 10 de junio) de López Obrador, quien sobrevoló los trazos en los cinco estados que abarca el circuito.

“Alguien de la SCT está coludido con ellos para fraguar estas simulaciones de entrega”, dijo el comunicador en la conferencia mañanera, quien ofreció fotografía de la “unción hidráulica” para dar “fachada” en lo que los denunciantes llaman “el tramo del engaño”.

“Y al parecer está sucediendo en este pedazo, en estos tramos 3 (Calkiní a Izamal) y 4 (Izamal a Cancún) del Tren Maya, está sucediendo mucho con este sindicalismo nuevo….”, abundó.

Al respecto, el mandatario pidió a ICA y al Sindicato (CATEM) “transparentar”, que den a conocer las condiciones en que se llevó a cabo el contrato, y que todos los camioneros lo sepan.

“Lo cierto es que hay mucho trabajo para todos los que tienen camiones de volteo en toda esa región, en todo el sureste; no alcanzan los camiones, y hay que ver nada más lo de la tarifa como tú lo planteas, pero eso es un asunto de las empresas y el sindicato. Y desde luego pues yo no tengo sindicatos, ya vez que me echan la culpa de todo”, afirmó.

El tabasqueño rechazó que se deje engañar.

“Está muy difícil que me jueguen el dedo en la boca, que me den atole con el dedo, es muy difícil”, comentó.

“Nada más decir esto, lo de la simulación: yo estoy supervisando las obras y me estoy cando cuenta de todo, de cómo va el avance. Acabo de estar hace 15 días sobrevolando todos los tramos del Tren Maya y para la construcción del tren lo primero que se requiere es hacer un terraplén, tiene que tener altura y tiene que haber obras de drenaje. Pues el terraplén se advierte desde el helicóptero”, refutó.

Igual negó que haya atrasos; por el contrario, aseguró que se marcha de acuerdo con el programa y se prevé terminar a finales del 2023, junto con el nuevo Aeropuerto de Tulum.

“Y se está avanzando bien, y estamos liberando todos los tramos, son siete grandes tramos para no pararnos y poder concluir. No se puede quedar la obra inconclusa, y es enfrentar todo tipo de obstáculos, porque nuestros adversarios presentan amparos, afortunadamente la gente quiere el tren maya, la mayoría nos está apoyando”, alegó.

López Obrador justificó que en la construcción del Tren Maya no sólo interviene la CATEM, sino la CTM y la CROC.

“Todas las organizaciones sindicales se portan bien, ya… ¿Sí, de acuerdo? O sea, y vamos a procurar que se porten mejor y que todo mundo actúe con honestidad y que no se peleen también. Amor y paz”, remató en Palacio Nacional.

(LectorMx)